Packs emprendedores
 

Publicidad en Metro

Un gran impacto en nuestra vida y asequible a cualquier bolsillo ¿Quieres saber por qué?

Publicidad en Metro

Publicidad en Metro

Hay un tipo de publicidad que a menudo se nos pasa muy por alto a los planificadores, se trata de la publicidad en los transportes públicos, más concretamente, hoy nos gustaría hablar de publicidad en Metro: pasillos, vestíbulos y andenes.

En nuestro día a día tratando con Directores de Publicidad, de Marketing o con dueños de distintos negocios locales, hemos tenido que ver la “cara de póker” que se les quedaba a muchos de ellos, cuando se les sugería la posibilidad de tener presencia haciendo publicidad en Metro. Aquí hay algo fundamental, básicamente se trata de desconocimiento del medio, lo que es muy habitual cuando algunos de nuestros clientes llevan años sin usar el Metro debido a que usan transporte privado para desplazarse a sus lugares de trabajo.

El subconsciente

El metro, los autobuses, aeropuertos, plazas y calles son sitios de transitoriedad y son en esos “no lugares” dónde tenemos un diálogo con nuestro subcosciente, la mente intenta encontrar su propia identidad dentro de este gran espacio compartido y es en ése momento, cuando la publicidad se filtra directamente.

Y de todos estos “no lugares” el Metro es por excelencia el medio con mayor tránsito y por ello la publicidad en Metro tiene un gran impacto. Cuántas veces hemos ido a ver una película, acudido a una exposición, comprado en un comercio, o visitado un restaurante que previamente hemos visto anunciado en Metro.

El pasajero de los -no lugares- sólo encuentra su identidad en el control aduanero, en los tornos, peajes o en la cajas registradoras. Mientras espera, obedece al mismo código que los demás, registra los mismos mensajes, responde a las mismas apelaciones. El espacio del -no lugar- no crea ni identidad singular ni relación... sólo similitud.
Marc Augé, Los no lugares. Espacios del anonimato. Antropología sobre la modernidad, (1993)

Publicidad asequible a cualquier bolsillo

Dado los precios de los soportes a día de hoy, tener presencia en Metro es asequible a casi todos los bolsillos de las empresas y comercios, sobre todo, esos clientes locales, que no disponen de grandes presupuestos para invertir en otros medios de publicidad exterior.

Son soportes con muchos impactos diarios debido a la gran cantidad de usuarios que transitan por este medio de transporte, e ideales para llegar a ese público que se mueve desde su domicilio al entorno laboral, a zonas de ocio o para realizar cualquier otra gestión.

La localización de la publicidad en estaciones especificas próximas a los comercios anunciados, ayuda a darse a conocer a los negocios de nueva creación y capta nuevos clientes para los tradicionales de la zona.

También se pueden usar estaciones con gran afluencia de un público especifico al que queramos llegar con nuestra campaña, como pueden ser: empleados y funcionarios en zonas de oficinas y organismos públicos, estudiantes en zonas universitarias o de colegios mayores, jóvenes en zonas de ocio, etc, lo que permite segmentar las campañas.

Formatos y soportes

Últimamente, han aumentado los tipos de soporte en este medio, ya que, a los ya tradicionalmente existentes, (Jets, Mupis o Vallas 4 x 3), se une la posibilidad de crear campañas especiales, con vinilos a medida del anunciante para cubrir prácticamente cualquier superficie de la red metropolitana, etc.

Queda a elección del cliente la duración de la exhibición de la campaña, existiendo aquí una gran flexibilidad que abarca desde acciones puntuales de una sola semana a campañas de larga duración de más de seis meses.

En fin, muy recomendable la publicidad en Metro, hay que probar… sin miedo.